La elegancia del desastre




# 17 | 10.07 | A4Javier LorenzoBueno ConocidoLa vida es singular, cada uno la aprecia y desprecia a su manera, al menos algunos optan por una u otra. La arquitectura es parte de nuestra vida pero mucho mas importante es la naturaleza y la cultura en nuestra vida. Pensemos a la arquitectura como una criatura, esta se empeñaba en conocer, en aprender como construirse y ayudar a ser habitada. Al parecer sus descendientes  comenzaron a tomar clases y se volvieron mas y mas inteligentes y adquirieron conocimiento, esto la ayudo a ser exacta, lógica. ¿A que se refiere esto? el conocer se basa en la experiencia y el conocimiento es una pseudo-experiencia (I).El conocimiento separa a la arquitectura del todo, reglas rígidas comienzan a regular su vida, no lo que ve y experimenta además que sabe a ciencia cierta como jugar y con que. La otra arquitectura lleva a probar cosas, jugar como haría un niño con lo que tenga a mano, inventar, soñar. Puede sonar bastante absurdo pero la arquitectura se plantea de modo similar en todo el globo gracias a que esta tiene conocimiento de cómo desarrollarse.Cuando aún las culturas no se mezclaban uno podía conocer otros sitios y asombrarse de cómo otros hacían las cosas o vivían, ahora da igual si se esta en Buenos Aires o Santiago de Chile, la arquitectura se plantea de modo similar. Solo queda el asombro por las ruinas o los lugares que aun no han sido contaminados, como los pueblos rurales o alejados y sin intereses comerciales o turísticos.El Sastre¿Cuántas veces recurrimos a libros de arquitectura en busca de un detalle? ¿Cuántas veces destrozamos nuestra cabeza imaginando estructuras imposibles o costosísimas para nuestra realidad? ¿Soñamos con que algún día vendrá un barco cargado de materiales de ensueño y piedras de colores?La arquitectura, nuestra arquitectura, la latinoamericana, esta tomando un giro en otros tiempos impuesto (bueno ahora también), hacia tierras lejanas, es real que las ciudades deben evolucionar y mejorarse no crecer desmesuradamente con la ayuda de la tecnología.Lo que pasa es que esta tecnología solo llega a ciertos estratos de la sociedad.Es notable, por lo menos en Mendoza como en el imaginario colectivo no se acostumbra a estos tipos de construcción. Pero si poseen ese pensamiento europeo de perfección, pulcritud visual. De visita al edificio de la subsecretaria de cultura, con motivo del concurso a realizarse, todos los arquitectos encontraron fascinante el sistema que había colocado alguien en una puerta para cerrarla, una botella de plástico llena de agua servia de contrapeso y un sistema de hilos y roldanas permitían que esta se cerrara automáticamente. Un cerámico de otro color no es una oportunidad es una defecto, una traba de ladrillos con la junta despareja, es algo a cubrir.A Tadao Ando le preguntan ¿Por qué la oda al hormigón? Porque es un homenaje a los obreros de la construcción, al valor de la artesanía en el mundo hipertecnologizado. Es esa batalla entre material y hombre en cada rincón. Esto es lo que mejor ilustra cómo vivir crear están directamente unidos. El edificio terminado conservara rastros de esas batallas y no es necesario taparlos: porque esas también son cosas que hacen a la arquitectura. (II)A que voy con todo esto, la tecnología y la universalidad esta separando la arquitectura del hombre y al hombre de la naturaleza, la frialdad con que los materiales se muestran, parece que nunca fueron colocados por manos humanas y esto dota de una artificialidad y una no pertenencia. Los espacios son ajenos, múltiples, colectivos, pero no de una buena manera si no que estos carecen de lo único que podía ligarlo a la gente, que es a ellos mismos. Hay ejemplos de arquitectos latinos, que exploran los materiales, los potencian, los vitalizan de una manera única. Lo que atrae de ellos es que no admiten comparación con el mundo desarrollado occidental, sino que pujan por un desarrollo propio, a través de estos defectos, que dotan de cualidad y sensibilidad a la obra. La renovación de la arquitectura latinoamericana no viene del uso de materiales importados ni de formas extranjeras. Me recuerda a lo que dice Galeano de la primera sierra de vapor que llegó a América, precisamente a Cuba y la cual no funcionaba porque no había madera para cortar (III), así mismo se importa esta arquitectura que se ve extraña y no tiene usuarios a quienes albergar, porque no la entienden o no es lo que necesitan. Así la cultura del mundo se expande e impone que debemos usar, sin distinción.Esto no es una convocatoria a la insurrección pero si a una auto evaluación, en quinientos años América sufrió la imposición y poco a poco lo nuestro, lo único que teníamos se esta perdiendo sin evolucionar, cientos de años se están desperdiciando.Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia déjasela al sastre.Albert Einstein._________________________I   Intuición, Osho.II  Diario Clarín Arquitectura, 26.06.07III Las Venas Abiertas de América Latina, Eduardo Galeano.