Sin Titulo




# 8 | 12.06 | A4Elizabeth Giménez“Yo he aprendido de todo, no he inventado nada” I  Germán del Sol.En el proceso creativo, siempre me ha intrigado, a donde va toda esta información adquirida a través del tiempo. Hasta que punto es iniciativa o simple reproducción?En busca de esta respuesta (siempre con algo de temor de descubrir, que en realidad somos vanas replicas de conceptos ya creados), me encuentro con esta frase de Aristóteles: lo que se ha de imitar:”es la acción de hacer arquitectura, no la figura.”Es imposible no ser invadido por toda esta historia, ya que se nos hunde en ella, desde nuestros mismos inicios. Se toma como parte de nuestra formación, utilizando esto como ejemplificación de lo bueno y lo malo, lo trascendente y lo efímero.De aquí me surgen varias preguntas, como: ¿quien puede nombrarse juez, en este mundo del arte tan subjetivo? ¿Que seria de nosotros sin todo este bagaje de conocimientos, de conceptos, de caos  creativo, generado por otros?¿Donde quedaría nuestra inventiva, nuestro genio, nuestra capacidad de resolución?¿Y nuestra intuición?Nuestro poder  de decisión y nuestro poder critico ¿se desarrollarían?¿Como seria crear de la nada?¿Realmente existió alguien que lo hiciera?Tendría que remontarme a miles de años a tras en la civilización y regenerar, para conocer y entender, y aun así, no creo que exista la posibilidad de encontrar  la punta de este entramado, milenario e inevitable.Que tomar, que dejar…¿Cuanto realmente te determina tu  camino, tu poder de decisión?¿Que prima, la intuición o la experiencia?¿Que seriamos sin todo este conocimiento?¿Somos mejores o peores de acuerdo a lo que hemos absorbido a través de los años?Quien sabe más ¿resuelve mejor?De aquí cuestiono: ¿hasta donde interviene la genialidad en todo esto?Que hay de nosotros y de los otros, en nuestras ideas?Repienso a Patxi Mangado, cuando dice  que todo se aprehende.Creo que en realidad hay un poco de los dos. No hay genialidad sin tesón, ni resultados buenos sin creatividad, replanteos o miradas diferentes.¿Cual es el límite entre creatividad, intuición, conocimiento, experiencia y trabajo; cuando uno obtiene productos, como los de patxi?¿Es solo fuerza de voluntad?No será, que mas allá de la inventiva, esto (el proceso creativo), es simplemente una capacidad mas profunda y desarrollada de entender la respuesta que necesita el proyecto.Yo no creo que la genialidad de transmita. Hace mucho años que vengo  masticando esto y estudiando mi entorno, los diferentes atenuantes, los influyentes, los resultados y creo que, solo es que venimos con diferentes cualidades, básicamente diferentes capacidades de entendimiento, desarrollo y resultado.No se si realmente se puede definir la creativa.Creo que a todos nos ataca por un lado diferente.Veo tantos procesos creativos, como creadores. No he podido todavía igualar o catalogar a dos personas y colocarlas en el mismo nivel.No he podido estandarizarlos o clasificarlos y no creo que esto sea correcto, ya que estaríamos limitando la creatividad y quitándole el espíritu y el misterio.Esta lectura, creo, es la simple búsqueda de definición de nuestra propia identidad. Una búsqueda continúa.Buscamos respuestas en lo externo, en lo cotidiano, en lo inmediato; en nuestra desesperada necesidad de solución.¿Pero seria realmente bueno encasillarnos? ¿No se trata de eso, el proceso creativo? de crear!Una nueva respuesta para cada caso, por lo tanto, una nueva respuesta creativa, para cada caso, también.Esto nos permitiría descansar de esta desgastante tarea de buscar la genialidad y simplemente entender que cada proyecto tendrá su respuesta, venga de donde venga. De una frase, presupuesto, condicionantes, entorno, intención artística, terreno, capricho u hormiga.Yo creo que la arquitectura va a estar en continuo cambio y movimiento, ya que en esta se refleja la sociedad. Por lo tanto seria un esfuerzo en vano intentar conceptualizar, teorizar o encasillar tanto, este arte de la arquitectura; por que siempre existirán subjetividades, genialidades, personalidades, contextos, influencias, tiempos, etapas, épocas, entornos, circunstancias, en pocas palabras diferentes miradas.Regreso a esta primera frase que disparo este documento y concluyo repitindo; básicamente lo que hay que imitar, es la acción de hacer arquitectura y  no la figura.________________________I Germán del Sol. Entrevista a Germán del Sol, por Pablo Ocampo Failla. Revista 30º-60º Nº 11. I+P editorial. Diciembre 2006. Pág. 78.